Tin Tan: El Pachuco, el Artista, El Hombre - (Visita Blog)

A siete décadas de su llegada a la ciudad de México, a cuarenta años de su muerte en 1973 y a casi un siglo desde su nacimiento en 1915, la figura de Tin Tan hoy es emblemática y su personaje legendario del Pachuco es apreciado por las nuevas generaciones.

Biografía - (Visita Blog)

Germán Gómez-Valdés Castillo nació un 19 de septiembre de 1915 en el centro de la Ciudad de México.

Fue el segundo de una familia bicultural de nueve hijos; ocho hombres y una mujer, su abuela era italiana nacida en Brownsville Texas y su madre nacida en Aguascalientes.

Su padre fue agente aduanal a quien se le envió al puerto de Veracruz para después mudarse con toda la familia a la frontera de Ciudad Juárez Chihuahua y el Paso Texas. Ahí pasó su adolescencia y a los 19 años entró a trabajar en la radiodifusora local, la XEJ, y fue en la época donde surgió la moda de los pachucos en Los Angeles California. Precisamente su contacto con la vida en la frontera es lo que le hace decidir llevar el personaje legendario del Pachuco a los escenarios. Su inicio fue como locutor de radio en 1932, se presentaba en programas en vivo con público en el estudio y esto le permitió pulir su vis cómica. Uno de los programas se llamaba “El Barco de la Ilusión” donde representaba a diversos personajes y fueron diez años los que trabajó en la radiodifusora de Juárez así que adquirió muchas “tablas”. Su nombre artístico de entonces era “El Pachuco Topillo Tapas”.

Los empresarios Paco Miller y Jorge Moulmer acudieron al estudio donde se presentaba, buscaban un cómico para la caravana que preparaban. Fué ahí donde descubrieron al “Topillo” y le vieron “potencial” debido a su particular estilo. Lo contrataron como parte del elenco que iniciaría la gira para recorrer todo el pacífico y terminar en la capital mexicana.

Fueron ellos quienes decidieron cambiar su nombre de “Topillo”, pensaron que debía tener un nombre que sonara mejor, así que recordando a un cómico de origen peruano que, por cierto era bastante malo pues su número solamente consistía en tratar de sacar sonido musical golpeando botellas, se hacía llamar “Tin Tan”.

Dichos empresarios junto con el administrador de la gira; Marcelo Chávez decidieron que ese sería su nombre: “Tin Tan”. Igualmente decidieron que su número necesitaría quien lo acompañara en la guitarra así que acoplándose maravillosamente su voz junto con la guitarra y segunda voz de Marcelo, lo hicieron como si siempre hubieran estado juntos, su aparición fué en el Teatro Aldama de Guadalajara con la enorme sorpresa de que el público los recibió con un éxito avasallador.

Finalmente, al concluir la gira en la Ciudad de México, la temporada que hicieron en el Teatro Esperanza Iris, presentándose como “Tin Tan y su Carnal Marcelo” marcó lo que sería el inicio de una carrera fenomenal.

Su espectáculo cómico musical con Marcelo provocaba en el público una especie de catarsis inundada de carcajadas y de aplausos que, aunque no se le entendía del todo ni a su lenguaje ni a su indumentaria, era del total agrado del público quien siempre les pedía alargar su intervención.

De ahí vinieron las ofertas para muchas presentaciones en Teatro de Revista, centros nocturnos, como fue el caso del “El Patio”, lugar de moda donde Tin Tan hizo la temporada más larga, dos años divirtiendo al público, con llenos totales y aparador para los productores de cine quienes acudían a verlo, disfrutarlo e invitarlo a ser el siguiente protagonista de su película. Era tal el interés de los productores que para que aceptara ser contratado, le ofrecían, además de mucho dinero, el adaptar, reescribir el guión, improvisar y hasta le permitían elegir parte del “casting” de la película. Ellos sabían que con él tendrían un total éxito de taquilla.

Su primera intervención fílmica fue en 1943 con un sketch en la película “Hotel de Verano” de René Cardona hablando como Pachuco con Marcelo y cantando juntos la canción “Watatina” de su propia autoría.

La siguiente intervención la tuvo en una co-producción méxico-americana “Song of México” y a partir de ahí todos sus papeles fueron protagónicos.

Sus primeros cinco trabajos los hizo bajo la dirección de Humberto Gómez Landero, de ahí saltó para consagrarse definitivamente en películas como “El Rey del Barrio”, “La marca del Zorrillo”, “El revoltoso” y muchas otras donde Gilberto Martínez Solares fue su director.

Filmó un total de 105 películas, algunas de sus mejores contaron con grandes actores de comedia como fueron el caso de la cubana Fannie Kauffman Vitola, René Ruiz Tun Tun y Wolf Rubinski además de contar con algunos de sus hermanos como con Ramón Valdés y Manuel el Loco Valdés. Juan García fué un excelente co-director, guionista y coach, quien también actuó como actor de reparto en muchas de sus películas.

Dentro de su filmografía se incluyen sus trabajos como actor de doblaje para los Estudios Disney donde fue el narrador y cantante de la película “La leyenda de Sleepy Hollow”, pero las de mayor éxito fueron, donde hace la voz del gato O'Malley en “Los Aristogatos” y en "El Libro de la Selva" él es la voz del oso "Baloo". En la última etapa de su vida Tin Tan contó con su propia casa productora: Germán Valdés Films para la que produjo cinco películas pero, debido a que la industria del cine mexicano ya estaba en declive, él ya no pudo contar ni con los elementos ni con el equipo que le hubieran hecho posible realizar películas de calidad.

El Pachuco - (Visita Blog)

Para cuando Tin Tan irrumpe en el cine a principios de los años 40s la imagen del Pachuco estaba muy marginada por la sociedad que no podía negar su existencia e importancia en un México cada vez más influido por la cultura de los Estados Unidos. En 1945 el controvertido personaje encarnado por Tin Tan fue duramente criticado por José Vasconcelos y defendido públicamente por Salvador Novo y José Revueltas.

El haber introducido el “spanglish” en sus películas, Tin Tan, con los diversos personajes que representaba, como en “Calabacitas Tiernas“, “El Rey del Barrio” o “El revoltoso” en donde reinventa a su personaje a uno más urbano y citadino, igualmente lo contrastaba con otros totalmente distintos algunos basados en cuentos clásicos como en “El ceniciento” donde el protagonista es un indio chamula que a veces habla inglés, o en “La marca del Zorrillo” donde interpreta a tres personajes: El vizconde, su hijo y el Zorrillo, paródia basada en el legendario “El Zorro”. Algunos de sus personajes fueron sacados de la literatura clásica e histórica como en “Las aventuras de Pito Perez” o su versión a la mexicana de “Lo que le pasó a Sansón” donde sin ofender la historia ofrece como excusa algo para divertir. Todos sus personajes se ganaron el corazón del público quien no ha dejado de aplaudirle su comedia y ha puesto en el olvido a quienes en un principio de su carrera cinematográfica lo criticaron y anunciaron en medios que Tin Tan corrompía nuestro lenguaje y que su personaje Pachuco atentaba contra la moral y las buenas costumbres de los mexicanos.

Su talento y su fuerza interpretativa rebasó cualquier negativa contra su estilo y lo colocó dentro de los actores más célebres de la Época de Oro del Cine Nacional.

Tin Tan y su Música - (Visita Blog)

Su grabación más famosa fue la canción "Bonita", de Luis Arcaraz, quien alguna vez declaró que la mejor interpretación de su obra se la debía al cómico Pachuco. La canción es interpretada por Tin Tan en la película “Músico, Poeta y Loco”

Igual de memorable es su interpretación de "Contigo" en “El Rey del Barrio”. Es también famosa la canción "Cantando en el baño" de su autoría.

El impacto social de la obra del cómico en la Cultura Nacional es tema de investigación y estudio en Universidades de la actualidad.

Tiene estatuas en diversos estados de la república en reconocimiento y homenaje a su obra.

La permanencia de Tin Tan se debe a que su discurso cinematográfico se basó en la representación por adelantado de la modernidad que todo un país experimentaría en el futuro y que se comprobaría años después, en nuestro siglo. Tuvieron que pasar años para revalorar su obra y su comedia. En su tiempo, ésta se tomó como llena de originalidad, actitud y “lenguaje mezclado” no siempre entendido por su sonido incongruente y lleno de hilaridad, pero que hoy es, por decirlo así, el lenguaje común que se vive en nuestro mundo moderno. Tin Tan se adelantó a su tiempo, determinó una corriente cinematográfica y marcó una muy fuerte influencia en el modo de hablar de los mexicanos.